miel-con-limon-namas-te

Beneficios del té con miel y limón

Son muchos los beneficios de tomar té con miel y limón por la noche. Esta receta sirve para aliviar la tos, al ayudar a reducir la irritación de garganta. En periodos de cambio estacional, tomar una taza de té con miel por la noche reduce las posibilidades de un catarro y es un remedio natural que puede sustituir a tomar cualquier muchos complementos alimenticios. La miel ecológica aumenta aún más estas propiedades y se verán reforzadas por la vitamina C que aporta el limón. Todo esto mejora nuestro sistema inmunológico y nos hace más resistentes al ataque de cualquier virus que nos aceche.

Otro de los beneficios de tomar un vaso de té con miel y limón por la noche es que nos ayuda a adelgazar, ya que ayuda a descomponer las moléculas de grasa mientras dormimos. Si además de esto hacemos actividad física regularmente los resultados se potencian ya que hace que los tejidos grasos sean menos resistentes.

También, su consumo de forma regular, reduce el dolor en las articulaciones debido a las propiedades antioxidantes de la miel y nos ayudara a mejorar la salud digestiva debido a las propiedades antisépticas del limón. Esto nos conduce a una mejoría en el colon y a la prevención de enfermedades relacionadas con el sistema digestivo.

Por todo esto, la miel es considerada uno de los alimentos con mayores beneficios que la naturaleza nos ofrece, ¡no esperes más y empieza a disfrutar de sus múltiples beneficios!

Como hacer té con miel y limón

Para empezar a prepararlo deberás buscar un recipiente en el que pondrás a hervir el agua. Lo más apropiado es utilizar agua mineral que no sea del grifo, cualquier agua embotellada es válida para hacer el té con miel y limón.

Una vez que tienes el agua hirviendo, habrá que servirlo en una taza resistente al calor. Seguidamente cortar un limón a la mitad y exprimir la mitad sobre la taza, con cuidado de que no se caiga ninguna pepita que pueda ser molesta a la hora de beberlo.

Lo siguiente será coger una cucharada de miel y revolver todo el contenido hasta que la miel haya quedado totalmente disuelta.