rooibos_piña_colada_namas-te

Llegó la hora del té helado-namas-te

Disfruta del verano | combate el calor | hidrata-té

Ya no es solo una moda vip: en casa o en la oficina ya podemos disfrutar de los tés helados con la colección de calidad premium de namas-te. Un refresco increible y una tendencia que se impone en los días de calor. Ideal tras una sesión de yoga o meditación, o bien para hidratarte en el gimnasio.

Beneficios y recomendaciones:

  • Por qué el té helado está siendo un furor? Básicamente porque responde a la necesidad de muchos amantes del té de incorporar los beneficios saludables,  los antioxidantes y nutrientes que esta bebida nos ofrece. También, es una opción muy versátil, dado que el té por su gran receptividad por sus aromas y sabor, crea muy buenos maridajes con muchos otros alimentos o bebidas y a cualquier hora del día según el tipo de té.

 

  • Además el té frio o helado es delicioso y se convierte en una muy buena forma de incorporar el té para niños y adultos que no son habituales consumidores y puedan prescindir de bebidas industriales o refrescos poco sanos. Finalmente, es una bebida que puede prepararse fácilmente en casa y ser bebida en la oficina, en el gimnasio, el trabajo o la playa. En namas-te recomendamos varias mezclas de té para prepararlo. Las ideales son las hebras a base de té negro, verde y blanco de buena calidad. Otras alternativas son los rooibos, en nuestra colección encontrarás rooibos de sabores y aromas impresionantes y deliciosos.

 

  • Tips de elaboración

El té helado o iced tea, es muy sencillo de preparar. A continuación compartimos algunos consejos para hacerlo en casa:

* Combinar 15 á 20 gramos de té en hebras con un litro de agua natural (puede ser mineral o de grifo) a 80-90º, y dejar enfriar despues de infusionar de 4-5 min,

* Colar y verter el té en una jarra de cristal

* Reservar en la nevera o bien añadirle hielos para consumir en el momento.

* Servir y endulzar a gusto.

  • Las mejores combinaciones

La preparación correcta del té helado es tan importante como aquello que elegimos para acompañarlo. Es interesante elegir con criterio y conseguir una combinación explosiva para los sentidos y los de nuestros invitados. Existen dos reglas que debemos respetar al momento de prepararlo.

1. El sabor del té debe permanecer presente.

2. El té frio es un refresco y, como tal, debemos combinarlo con otras materias primas que sean capaces de ser incorporadas en su preparación, como frutas, canela, jengibre, etc.

  • Los té blanco deberían tener el menor rastro de maridaje posible. La delicadeza en aroma y sabor de este tipo de té, sumado a la temperatura de consumo, lo tornarán extremadamente sutil. De esta forma, cualquier otra materia prima adicional irá en detrimento de la primera regla del té helado. Solamente maridar este té con algún endulzante a elección.
  • Aquellos elaborados con té verde ofrecen un abanico de maridaje más amplio. Pueden contar con el agregado de jugos y/o trozos de frutas naturales (limón, naranja, lima, pomelo). Como detalle importante la adición de estas debe efectuarse en el momento en que se sirve  (por la rápida oxidación que poseen los cítricos).
  • té negro, el rey

La preparación que nos proporciona una amplia posibilidad de maridaje es la que está basada en el té negro: acepta jugos y/o trozos de frutas naturales como los cítricos. Pero también frutas más dulces y levemente ácidas, como el melocotón, el mango y la ciruela, por ejemplo.

Además, el té negro puede combinarse con leche para preparar deliciosos milk shake tea, que seguro disfrutarán los más pequeños. O combinarlos con helados -especialmente sabores más neutros como vainilla o nata y hasta serían muy compatibles con una medida de ciertas bebidas alcohólicas como el ron o el vodka, que abrirá un nuevo horizonte de consumo en los más adultos. Redescubrirás el té como una bebida versátil, capaz de ser bebida fría y en compañía de aquellos sabores altamente aceptados por nuestro paladar.

  • rooibos helado, la adicción

La colección de rooibos namas-te y sus increibles mezclas, dan lugar a una infusión helada deliciosa. Desde la mezcla con piña colada, o el rooibos citric con limón y muchos otros, crearán sensaciones indescriptibles y adictivas. Disfrutarás del ritual del bienestar y la salud con todos los sentidos. 

Disfruta del verano con namas-te !!!